Saltar al contenido (pulsar Return)

Hipótesis de partida

  

Aunque existen estrategias y planes de adaptación al cambio climático (y riesgos naturales) en zonas costeras, su actual nivel de definición es insuficiente para una implementación eficiente. Así, muchas de las actuaciones realizadas hasta la fecha y enmarcadas dentro de los mismos, no han sido adecuadas o simplemente, se han mostrado como ineficientes (o efímeras).


Es posible desarrollar estrategias de adaptación a los riesgos naturales y cambio climático eficientes (en términos técnicos, sociales, económicos y ambientales) en la zona costera.


Las estrategias de adaptación requieren de la definición de unos objetivos claros y bien definidos en función del tipo de costa. No toda la costa debe adaptarse de igual forma, dependerá de sus características biofísicas y socioeconómicas, así como de criterios sociopolíticos.

 

Cada medida de adaptación tiene unos límites de validez en función de criterios técnicos, económicos, ambientales y sociales. Es posible determinar de forma objetiva estos límites de adaptabilidad.

Una estrategia de adaptación adecuada requiere establecer rutas de adaptación (adaptation pathways) en las que se incluyan medidas eficientes para el tipo de costa considerada y se identifiquen los puntos de inflexión (tipping points) en los que se requiere el cambio o la combinación de éstas en función del tiempo (o de la magnitud de los cambios previstos).

 

La zona costera Mediterránea tiene una serie de particularidades biofísicas,  socioeconómicas y de riesgo, que hacen que sea relevante un análisis de adaptabilidad de forma particularizado. El Mediterráneo peninsular español es en este sentido un buen laboratorio de la costa Mediterránea europea.

.